Sinopsis

Una de las constantes en la vida de Velázquez fue la búsqueda del favor del poder: primero en su Sevilla natal frecuentando los cenáculos de poder y más tarde en la Corte, donde al servicio al rey Felipe IV aprendió que la gloria del pintor dependía del contacto con los poderosos. ¿Pero por qué esa obsesión en convertirse en noble? ¿Era su pintura un fin o un instrumento? Y sobre todo: ¿Por qué se encargó de ocultar su vida personal?

Horarios

Miércoles 07